¿Se prevé que la energía solar concentrada (CSP) contribuya al almacenamiento de energía en los próximos cinco años?

La energía solar concentrada puede proporcionar almacenamiento de energía a gran escala, pero la forma en que las características del almacenamiento térmico solar difieren de las de PSH (Pumped Storage Hydroelectricity) y de las características de las baterías estacionarias evita la comparación directa. No obstante, se espera que la mayoría de las plantas de energía solar concentrada desplegadas durante el período de perspectiva incluyan almacenamiento térmico, aunque a una escala comparativamente pequeña con solo casi 6 GW que se pondrán en servicio en 2023. Se prevé que la capacidad de almacenamiento térmico de CSP alcance los 34 GWh.

De toda la capacidad de CSP que se delegará entre 2018 y 2023, se espera que 33 proyectos (que representen el 85%) incluyan almacenamiento, liderados por China (1.6 GW), África (Marruecos y Sudáfrica; 1 GW) y el Medio Oriente (0.8 GW), mientras que solo se prevén siete proyectos sin almacenamiento: 365 MW en China y 170 MW en Medio Oriente. En consecuencia, el volumen del almacenamiento térmico CSP aumenta de 13 GWh en 2017 a 34 GWh en 2023.

 

La primera planta de CSP en funcionamiento en Marruecos ha demostrado que concentrar la energía solar puede resolver el problema de los apagones en las horas pico de la tarde, dijo un representante de la Agencia Marroquí de Energía Sostenible (MASEN) en la reciente conferencia de CSP en Sevilla.

 

Para aprovechar las economías de escala, se espera que los proyectos de CSP sean más grandes, con un promedio de más de 100 MW. Se espera que el proyecto CSP de 700 MW del parque solar Al Maktoum en los Emiratos Árabes Unidos sea el más grande a nivel mundial una vez delegado en 2023. La preferencia por proyectos más pequeños en el pasado resultó en España siendo líder en el mercado y 50 MW como el tamaño máximo para ser considerados viables. La mayoría de los proyectos adicionales serán torres (20 proyectos con un total de 1.8 GW), seguidos de 15 proyectos de cilindros parabólicos (1.6 GW) y cuatro con tecnología de Fresnel lineal (165 MW). La tecnología para otros 380 MW aún debe determinarse mediante un proceso de licitación.

La electricidad generada con CSP es relativamente costosa en comparación con la generada por la energía solar fotovoltaica y la eólica. Sin embargo, eventos recientes indican un potencial significativo de reducción de costos. Esta comparación de costos de solo la energía no tiene en cuenta la habilidad de los CSP para cambiar el tiempo de generación y proporcionar servicios auxiliares a los sistemas de energía. Los recortes adicionales a los costos de la tecnología dependerán del ritmo de la implementación y del aprendizaje experimental, pero sus altos costos en comparación con otras tecnologías, especialmente la energía solar fotovoltaica, siguen siendo una barrera. El acceso a la financiación para proyectos de CSP se ve frenado por una combinación de riesgos tecnológicos, riesgos de país, gran tamaño de proyecto y costos de desarrollo. La investigación y el desarrollo (I + D), el aprendizaje tecnológico y el despliegue masivo prometen un potencial significativo de reducción de costos.

Si bien este informe reporta una implementación limitada de proyectos de CSP hasta el 2023, los escenarios a largo plazo de la IEA (International Energy Agency) pronostican un papel más pronunciado para la CSP, con almacenamiento térmico después de 2030.